KANOTEKA ADIESTRAMIENTO CANINO-Nuestro perro y tendencia a convivir con nosotros

Borja Fernández, adiestrador canino

KANOTEKA ADIESTRAMIENTO CANINO-Nuestro perro y su tendencia a estar con nosotros

En el anterior post de Kanoteka adiestramiento canino vimos la influencia positiva sobre nuestra salud la obligación de pasear al perro todos los días sin excepción.  Antes y después de ir al trabajo.

El perro puede ser nuestro «entrenador personal».

Pero en este post de Kanoteka adiestramiento vamos a hablar otra vez del tema de la salud. Pero los beneficios que tienen nuestros perros sobre nuestra salud van mas allá de la salud física. También son muy importantes en lo que se refiere al bienestar emocional y afectivo.

En Kanoteka adiestramiento canino siempre sostenemos que tanto el perro como el ser humano son especies sociables , con una tendencia a necesitar a sus semejantes. Los perros se parecen a nosotros en el hecho de que no fueron diseñados para vivir en soledad.

Necesitan un «ser para otro» a base de ayudar , dar afecto , caricias y expresiones. Y en algunos casos en los perros de trabajo , pueden llegar a convertirse en un seguro de vida de sus dueños.

En este post de Kanoteka adiestramiento canino ponemos de manifiesto el impulso de convivencia al ser mutuo se hace complementario, en el caso tanto del perro como del ser humano se satisfacen necesidades de compañía y llena vacíos de soledad , permite dar la experiencia de dar y recibir afecto , algo que Sigmund Freud consideraba básico para una buena salud mental. 

El perro tiene un rasgo próximo al humano: SU CAPACIDAD DE POSEER UN LENGUAJE COMPLEJO Y LA CAPACIDAD DE DAR AFECTO.

Como bien saben los lectores de Kanoteka adiestramiento canino , el perro se acomoda y adapta a nuestras acciones y conductas y rellena las necesidades y huecos de mucha gente en un grado significativo e importante. Nuestro mundo cotidiano es también el escenario de su vida.

Para concluir este post de Kanoteka adiestramiento canino hemos querido mencionar la obra de Niebla de Miguel de Unamuno donde su perro Orfeo es su confidente y consejero.

Publicado por
Kanoteka

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *